48 VPO en Carabanchel. Madrid.

El solar disfruta de una orientación óptima: a sur la calle principal, a este un espacio público que, al carecer de alineación oficial, suponemos quedará sin edificar dando lugar a una plaza o parque.

Nuestro edificio parte de un bloque lineal con dos viviendas por rellano que se resquebraja y modela para conseguir aprovechar la variedad de orientaciones. Se evitan los patios jugando con los núcleos de comunicación y se plantean pasantes las viviendas de un dormitorio y en esquina las de dos dormitorios.

Todo ello forma un conjunto volumétrico modelado que se acopla al solar creando gran riqueza de visiones y situaciones espaciales que cualifican el uso y la vida que se desarrollará.

Todo se rodea con una piel de malla metálica de diferentes densidades que protege climáticamente la vivienda, acercándose o alejándose de la fachada, corriéndose y descorriéndose y proporcionando un tratamiento de conjunto uniforme a la volumetría descoyuntada del edificio. Esta piel metálica dota a las viviendas de una galería exterior que matiza y cualifica la luz y las vistas, desde la casi cerrazón hasta la apertura completa.

Cuatro de las viviendas están en planta baja, disfrutando de un jardín  y otras seis suben al ático. El garaje y trastero se sitúa en las plantas sótano 1 y 2 mezclando los trasteros y las plazas de garaje con la intención de que pueda accederse en coche hasta las dos y haya una cercanía franca entre ambas.

2005